Estrategia, In&out

Gestión de marca

Gestión de marcas en el mundo del fútbol

Gestión de marcas en el mundo del fútbol

El fútbol levanta pasiones. Las marcas que rodean al fútbol, también. De ahí la importancia de la gestión de marca.

El sábado vimos como ganaba el Madrid, de nuevo. A nadie se le escapa (incluidos los madridistas) que, en cierta medida, el Madrid fue un invitado a la gran fiesta de la copa de Europa. Por méritos propios ganó la final, sin duda. Pero no ganó como otras veces.  Después de unas eliminatorias previas descafeinadas, en los penaltis…

El fútbol es como la vida. A veces justa y a veces injusta. Suele ayudar al que lo busca más, pero no siempre. Eso a pesar de que los libros de auto-ayuda te digan lo contrario.

Pero, ¿realmente perdió el Atlético de Madrid? A veces no siempre gana el que gana y no siempre pierde el que pierde.

Sí, estamos en un mundo resultadista, pero ya he visto más de un comentario del que no quiere ser del Madrid, del que se “borra”, del que esa noche estaba con el Atlético de Madrid. De aquel que ya no se identifica con su marca de toda la vida. Y mira que eso es complicado. Porque cambiarás de marca de coche, de marca de móvil, de marca de zapatillas de correr, pero  ver como alguien cambia los colores de su equipo de fútbol …, es difícil.

He escuchado comentarios del que está hasta el gorro de los musculitos, de la prepotencia, del ego, del menosprecio.

Ya en su momento Mourinho generó muchas antipatías. Si, consiguió adeptos acérrimos, pero no es menos cierto que esos ya los tenía la marca. Por contra, generó muchas bajas en aquellos fans que también tenía ya el Madrid. ¿Consiguió resultados?: Sí. ¿Consiguió nuevos fans?: No. ¿Quién podía presumir de ser del Madrid de Mourinho?. Y es que, en lo que tiene que ver con la creación y gestión de marcas fuertes, hay que hablar de identificación con valores.

Las marcas son valores. El sábado gano el Madrid, el fútbol, porque no siendo bonito, fue un partido épico. Y, sobre todo, desde mi punto de vista, gano el Atlético de Madrid. Pero no gano solamente por la final. Lleva mucho tiempo en la senda positiva. Porque en los últimos años ha estado siempre arriba. Y ha estado arriba desde la humildad, desde el trabajo en equipo, desde el esfuerzo máximo, desde el tesón. Y aquí juega un papel fundamental un exjugador que ahora es entrenador. Efectivamente, las marcas son lo que son por las personas que hay detrás. Y en un equipo de fútbol, si alguien representa los valores, casi por encima del propio presidente, ese es el entrenador.

Hay otro equipo español que no estaba en la final. Ese equipo que es “mes que un club“ porque tiene ese compromiso con la sociedad. Últimamente ese compromiso no se sabe con qué mitad de la sociedad es. Otro ejemplo de posible error en la gestión de marca. Porque las marcas grandes, son grandes marcas. Y lo son a nivel nacional e internacional. La ambigüedad sería una posición mejor que la inclinación política. Últimamente veo más lo segundo que lo primero. Y eso hará que la marca se resienta en el medio plazo.

No me gusta Pepe y sí Godín. No me gusta Arbeloa y tampoco Piqué. Si me gusta, Griezmann.

No me gusta especialmente el estilo de fútbol que practica el atlético de Madrid. Me quedo con aquellos entrenadores que piensan que jugando “bonito”, al ataque, conseguirán el ansiado premio. Por el contrario, me encantan los valores del “Cholo”.

En términos de marca, o mejor dicho, de gestión de marca, gana definitivamente el Atlético de Madrid. Por lo menos, ya tiene un fan nuevo. Y es que en términos de branding, lo que hay que cuidar son los valores y los fans.

Miguel Yáñez

Home

Leave a Comment