General, In&out

Branding 2018: 10 claves para competir

Tendencias para las marcas

Tendencias 2018

Entramos en el 2018. No hay grandes secretos. Las tendencias son similares a las del año anterior. Algunas cuestiones que ya veíamos, aparecen reforzadas. Sirva esta carta de provocación para algunas marcas.

1- Adiós productos, hola experiencias.

No necesito ni quiero más cosas. Más cosas son más problemas. Quiero menos, entre otras razones porque no tengo espacio para almacenar. Prefiero experiencias. Dame una experiencia memorable y no te obsesiones porque tu producto sea tan diferente. Ya sé que no lo es.

Busca mis límites sensoriales. Rétame mentalmente. Provócame y llamarás definitivamente mi atención.

2- Lo quiero todo y lo quiero ya.

O amazon por la comodidad, rapidez y ahorro, o el placer de tocar, ver e interactuar. Comprar por internet convivirá con la experiencia de comprar en los comercios de siempre, que ya no serán los comercios de siempre. Serán comercios renovados que me ofrezcan nuevas sensaciones. Internet de los ojos, internet de los oídos… abrirán nuevas posibilidades en este sentido. Aunque cuidado, ese comercio también podría ser amazon. Ha llegado para quedarse amazon go, el supermercado sin cajeros.

Sea online o sea offline, tienes que estar accesible para para mí en cualquier momento. O directamente o indirectamente tienes que facilitarme la opción de que te elija y te compre.

3- Bienvenido algoritmo.

¿Segmentación de mercado para qué? Tienes toda la información sobre quién soy, lo que me gusta e incluso mi posible inconsistencia. Estás en condiciones de ofrecerme una oferta super personalizada. Y es que sabes más de mí que yo mismo. Al principio me resistiré, pero luego te apreciaré. Conviértete en mi asesor, mi consejero.

4- Digital, tecnológico, digital, tecnológico.

Las marcas que no incorporen elementos de las nuevas tecnologías en sus productos, servicios y sistemas de relación con los clientes en varios o todos los puntos de contacto, tenderán a desaparecer.

Por supuesto, a todo gran movimiento le sucede el contrario. La marca artesana, la local, la que no quiere vender en el resto del mundo, la no tecnológica y también la no marca tendrán su oportunidad. Pero serán menos y, por definición, con poca capacidad de crecimiento.

5- Autenticidad, por favor.

Quiero marcas que cumplen. Marcas honestas con lo que dicen que son. Marcas transparentes con lo que hacen. Quiero lo bueno o lo mejor en aquello que es importante para mí. No quiero la esbelta nuez de california, quiero la arrugada y fea nuez de León, que guarda todo su sabor. No quiero el coche más rápido, porque lo que yo valoro es aquel que contamine menos. No lo quiero todo, pero si el mejor servicio en telecomunicaciones.

6- Lo de toda la vida.

La panela desplazará al azúcar porque se impone lo sano. Y lo sano es sinónimo de lo orgánico, lo natural, lo de siempre. Sin fosfatos, sin conservantes, sin…Es mi cuerpo y sólo tengo uno, por ahora.

7- Incorpora a tus hijos al consejo de dirección.

La experiencia es un grado, pero no estamos preparados para digerir tanto cambio de manera tan rápida. Escucha a las nuevas generaciones. Ellos contemplan el mundo desde otra perspectiva. Y no solo porque son nativos digitales y porque le dan la bienvenida a la nueva economía que está llegando, sino porque vienen con valores actualizados y digieren mejor el cambio.

8- No todo es dinero.

Marcas más responsables, no, marcas realmente comprometidas. No quiero un 5% de tu facturación o de tu rentabilidad aplicado a políticas de RSC, quiero que hagas las cosas bien. Y además me voy a informar y voy a compartir lo que haces y cómo lo haces.

9- ¿Y tú, que piensas?

Nos llevan a la polarización. Las marcas pueden elegir posicionarse o no hacerlo. Lo último es lo habitual. Lo primero será una posibilidad que algunas podrán barajar. Otras no tendrán más remedio que hacerlo.

10- Humanízate.

La tecnología ayuda, pero no es del todo flexible. Se empática. Háblame. Pregúntame si quieres, pero, sobre todo, ponte en mi lugar. Si lo haces podrás contemplar la excepción de mi caso. Ayúdame en mi día a día. No tengo tiempo, facilítame las cosas. Por lo menos, no me las compliques.

Branding 2018: 10 claves para competir

Miguel Yáñez

Home

Leave a Comment