Estrategia

Branding transformacional

Branding de transformación

Branding para un cambio verdadero

 

No era así hace algunos años, pero ahora, todo directivo que se precie sabe que el branding es algo más que un logo bonito. Sabe que sin branding no hay rumbo. Y sin rumbo, se va a la deriva.

Decía el responsable de algunos proyectos empresariales con los que hemos estado colaborando: “Miguel, tienes que venir de nuevo. Es que ahora ya no me planteo nada si antes no tengo la plataforma de marca”. Por plataforma se entiende el ADN de una marca con su misión, visión, valores, atributos, posicionamiento y personalidad. Lo que de alguna manera es el alma de la marca.

Y es que cuando se hace un ejercicio de branding, se produce siempre un alineamiento y una transformación. ¿Cuál es el problema? El problema es que, en muchas ocasiones, esa transformación es menor de la esperada. ¿Por  qué? Porque la idea de renovación profunda cala solamente en un departamento o alrededor de unas pocas personas. El resto se queda más con la idea de cambio de símbolo que con la idea de símbolo del cambio, por poner un ejemplo de intervención. No siempre se consigue la capilaridad necesaria en toda la organización. Claro que siempre hay transformación positiva, pero podría ser mucho mayor. De mucho mayor impacto y con unas consecuencias mucho más positivas para la organización.

Es lo mismo que cuando una marca patrocina una iniciativa y luego no comunica que lo hace. Un poco más de esfuerzo económico en comunicación, supone la diferencia entre obtener esa imagen positiva que buscas con el patrocinio, llegar a nuevos consumidores u obtener el retorno de la inversión, sean cuales fueran los objetivos pretendidos con dicho patrocinio.

De la misma manera, entendemos que

No es lo mismo hacer branding que hacer branding transformacional

 

Un branding transformacional que:

  1. Parta de la misión/visión/valores/personalidad para encontrar el posicionamiento de marca, la diferencia relevante.
  2. Trabaje con el talento para lograr el necesario compromiso de todos. O por lo menos del mayor número posible de departamentos o personas.
  3. Redefina la oferta para generar experiencias memorables. Con posibles nuevos productos y servicios que garanticen la preferencia, fidelidad y la recomendación de los clientes.
  4. Actualice la identidad y proponga una comunicación para crear un territorio propio. Territorio que presente con la necesaria coherencia y atractivo esa marca. También que logre ese anhelo de todas las marcas y que no es otro que el de emocionar y seducir.
  5. Genere espacios de diálogo entre marca y cliente con la tecnología al servicio de la marca y su posicionameinto y no como un fin en sí misma.

En definitiva, un branding transformacional que verdaderamente permita actuar a nivel tecnológico, de talento y visual, para que la historia de la marca cale dentro y fuera de la empresa o proyecto.

Una intervención global para transformar de verdad.

Para hacer lo que sea necesario y lograr ese objetivo último de que tu marca sea más humana, más atractiva, más fuerte.

Adios branding, bienvenido, branding transformacional

 

Miguel Yáñez

http://www.primeroestrategia.com

Leave a Comment