Diseño, In&out

Un buen logotipo quiero

¿Cómo construir un buen logo?

Aquí apunto las que entiendo son 8 claves fundamentales para construir un buen logotipo:

 

1- Conciencia

Conciencia de la importancia de la imagen. Saber que la imagen cuenta, ¡y mucho! Los productos son iguales o casi idénticos. ¿Dónde está la diferencia? Muchas veces en la imagen, en la identidad visual. Las marcas entran por los ojos en un porcentaje elevado.

Y si sabemos que la imagen es importante, no escatimaremos en recursos que nos permitan construir un buen logotipo. Porque eso, no es ni más ni menos que la antesala de una buena imagen de marca.

2- Coherencia

Decir algo o mucho de la marca que hay detrás. Es decir, que refuerce su idea, su esencia, su ADN, su posicionamiento. Pero para que sea coherente, debe existir una idea simple y diferente previamente. Debe estar clara desde el principio. Y esos “deberes” previos, en muchos casos no están hechos.

Siendo honestos, las posibilidades de trasmitir ese posicionamiento probablemente son casi infinitas. Se puede construir, por ejemplo, una imagen premium con un estilo oriental o con uno occidental, con símbolos o sin ellos, con colores pastel o con colores intensos, con tipografía serifa, sin serifa…

 

En realidad, lo mínimo que se le debe pedir a un logo, que al menos no sea incoherente, sea actual y traslade una imagen de calidad.

Un ejemplo de incoherencia, el Stanford Research Institute. La organización punta de lanza de innovación a nivel internacional, no transmite en absoluto esa idea cuando uno observa su identidad visual.

 

3- Diferencia

Analiza los logos del sector donde compites. Ponlos juntos y probablemente verás ciertos patrones similares. Como decíamos antes, es obligado construir la diferencia desde el primer momento. Y esa diferencia también debe estar en tu identidad visual. Por ejemplo, si los logos de tu sector se apoyan sobre todo en el rojo, apuesta por otro color. De otra manera, el mensaje que estás transmitiendo es “soy igual que el resto, pero llego el último”.

Eso es lo que hicieron Vox, Podemos y Ciudadanos cuando tuvieron que lanzar sus marcas.

Logos en política

Logos partidos políticos

Pero ojo, los colores hablan y no puedes ser incoherente, porque ya sabes cómo funciona la mente. Dime de qué color eres y te diré lo que quieres transmitirme.

4- Actualidad

¿No os ha pasado que muchas veces veis un logo y pensáis: “está empresa está desactualizada”

¿Eso imposibilita entonces la creación de un logo retro? Claro que no. Podría ser logo retro, si esa es la intención de la propuesta de posicionamiento de marca. Pero incluso siendo retro, tiene que lograr abrir la mente del cliente. Y el cliente percibe cuando algo está bien trabajado.

5- Funcionalidad

Un logo debe funcionar bien en las diferentes aplicaciones donde deba utilizarse. Analiza cómo se expresa en los diferentes soportes. Cómo se comporta en tamaños pequeños, grandes, en color, en blanco y negro…

6- Permanencia

El logo tiene que tener un mínimo de recorrido. Si hacemos un logo radicalmente diferente, durará poco, se pasará de moda, quedará desfasado. Tendencia vs moda entran en juego en un equilibrio que dependerá de muchos factores. Competencia, posicionamiento, target objetivo…

Adjunto dos ejemplos. Un isologo y un logotipo. La identidad de Martini, me gusta especialmente. El producto también, dicho sea de paso. Fuerza, pasión, elegancia. Una propuesta atemporal que se creó en 1925 por parte del diseñador Livio Cibrario. Por otro lado, el logotipo de Uber. Sobrio e igual de atemporal, pero plano. No transmite nada.

La sobriedad con identidad

Logo Martini vs Logo uber

7- Internacionalidad

Abierto al mundo. Especialmente necesario cuando la marca ofrece sus productos o servicios más allá de las fronteras del país donde se crea. Un logo puede ser maravilloso para ciertos segmentos o culturas y a la vez puede generar rechazo en otros u otras. Atención.

8- Engagement

El logo tiene que gustar, tiene que enamorar. Y al primero/a que tiene que seducir es a la empresa o persona que lo encarga. Da igual que sea un logo maravilloso si a los propietarios de la empresa no les gusta. Y da igual que estos no tengan criterio o no sepan ver las bondades de la creación. Si el logo no hace vibrar a nivel interno, no generará ese necesario vínculo emocional fuerte. Por tanto, no ayudará al éxito de la marca en su lanzamiento o reposicionamiento.  buen logotipo es aquel que sus propietarios adoran.

 

 

Miguel Yáñez

http://primeroestrategia.com

 

 

 

 

Leave a Comment