Destino turístico, Diseño

Nuevo logo Madrid

El abrazo

Madrid no tiene torre Eiffel, ni es una ciudad tan monumental como otras. Tampoco tiene playa. Sí tiene un algo especial, un alma particular, una energía, una forma de ser de la gente, el ambiente por el día y por la noche…

Es cierto, el carácter de los madrileños no es el más amable del mundo. Por ejemplo, para algunos latinos somos rudos. Pero lo rudos que podamos ser, lo somos para todo el mundo. No hay distinción. Tratamos a todos igual de bien, o de mal. Porque si algo tiene Madrid, es que es una ciudad abierta a todos. Una ciudad de acogida.

Ya tenemos el nuevo logo Madrid. El abrazo representa ese carácter acogedor. Ese mensaje que está en el aire y que te invita a pensar que …

si vienes a Madrid, ya eres de Madrid.

Pensando en Barcelona, el competidor principal a la hora de atraer turistas extranjeros, existe una razonable diferencia. Especialmente en estos momentos de tensión y polarización.

Las ciudades patrimonio alrededor de Madrid y la extensa oferta cultural, son palancas racionales que permiten una diferenciación de la propuesta del destino. Pero si hablamos desde lo emocional, es posible que el ambiente, el “buen rollo”, el trato natural al turista, que se siente como un igual en Madrid, pueda ser el elemento más característico de diferenciación competitiva.

Buen ejercicio estratégico, por tanto.

Otra cosa es la solución gráfica propuesta para expresar dicha idea o concepto.

Con el nuevo logo Madrid hemos ganado en conceptualización, pero hemos perdido en legibilidad. No se ve con claridad que pone Madrid. Madrid con la exclamación se leía perfectamente, aunque no te llevaba a mundos concretos ni a proyecciones de ningún tipo. El abrazo transmite cosas.

Con el nuevo logo Madrid hemos ganado en evocación, la del abrazo, pero le hemos dotado de un componente infantil (recuerda a Bob esponja) que no se si es la más apropiada para el tipo de público prioritario. El extranjero, mediana edad, cosmopolita, moderno, con cierto poder adquisitivo.

En fin, entramos en el terreno de la subjetividad. Probablemente, de la misma manera que salen a concurso algunos proyectos creativos, se deberían de someter las diferentes propuestas finales a votaciones entre los públicos de mayor interés. Las críticas serían menores ya que no sería elegida por el área de turismo de tal o cual administración, lo elegiría la gente. Al final todo se hace en favor del todo poderoso consumidor. Quiero decir, turista. ¿No?

 

Miguel Yáñez

Home

5 Comments
  • Hugo
    junio 27, 2018Responder

    Para mi es un auto abrazo o un dolor de tripa. No me convence, aunque entiendo la intención

  • Irene
    junio 27, 2018Responder

    El mero hecho de que transmita una emoción que conecta con algo profundo que nos distingue, es ya un logro gigante frente al anodino y frío logo anterior, que nunca entendimos ni nos sentimos representados. Y personalmente me toca mucho, soy una firme defensora de la “abrazoterapia”, curativa de tantos males, y además una madrileña gata gata por los cuatro costados.
    De todos modos, según manifiestan sus propios creadores, de momento es sólo una campaña icónica, y por tanto efímera y circunstancial. Si llega a ser el I love NY, el tiempo lo dirá.

  • Javier Blanco Urgoiti
    junio 29, 2018Responder

    Y la gente ¿qué sabe? Si lo sometes a votaciones, sin criterio, acaba siendo una flamenca o el toro que se coloca encima de la televisión…

    • Admin
      junio 29, 2018Responder

      No creo que ningún creativo que se precie proponga un toro o una flamenca. La idea sería que entre 2 o 3 opciones, previamente seleccionadas, la gente pueda elegir.

  • Luis
    junio 30, 2018Responder

    El logotipo elegido en mi opinión es infantil, no se distingue la palabra Madrid y no transmite ninguno de los valores de la ciudad: cultura, gastronomía, diversión, negocios, cosmopolita….. hubiera resaltado la sílaba “mad” que en inglés significa loco, pero en plan cool, además es el código de la ciudad en el tráfico aéreo (todos los vuelos a Madrid llevan el código mad). De todos modos, espero estar equivocado y que sea un gran éxito. De Madrid al cielo, perdón al abracito….

Leave a Comment