Casos de exito

Mal nombre, gran marca

Claves del éxito de Decathlon

Quien analiza diversas categorías en el mundo de las marcas, sabe que, en cada sector, uno es el líder y el resto seguidores. Sabe que uno, tres como mucho, lo tienen todo y el resto suelen especializarse. Entiende que, si de generalistas hablamos, uno es el más caro y el resto son más económicos. Comprueba que normalmente uno es el que presta el mejor servicio y el resto no siempre están a la altura. Y también sabe que suele ir todo lo anterior vinculado. Liderazgo, lo tiene todo, precio alto…

Decathlon lo hace todo bien. Lo tiene todo.

Tiene la mejor calidad-precio y tiene un excelente servicio con una adecuada política de fidelización.

Eso sí, para dirigirse a ese 80% del mercado. A los aficionados esporádicos, amateurs y semi-profesionales. Por supuesto que ningún profesional de élite comprará sus productos en Decathlon. Bueno, sí, lo hará para sus hijos y seguro que con algo “pica”.

El secreto de Decathlon: democratiza el deporte, pero aportando también soluciones novedosas.

Algunas claves:

  • Innovación en marcas propias  B’Twin, Kalenji, Tribord, Kipsta… Entendiendo al consumidor, con soluciones realmente prácticas para cada tipo de deporte y deportista. Desarrollando una arquitectura de marcas trabajada bajo el paraguas de la marca madre. Explicando esas innovaciones.

  • Nuevos mercados y nuevas tiendas alrededor de todo el mundo que le permite sinergias y, por tanto, ser cada vez más competitivos.
  • Precios imbatibles. Si eres líder en costes, te lo puedes permitir. Al menos con tus marcas, cada vez más a la altura de las grandes.
  • A la esmerada atención del personal cualificado, hay que añadir esos detalles que marcan la diferencia. Si te compras unas zapatillas Kalenji, por ejemplo, tienes hasta 2 meses para usarlas y te devuelven el dinero (gesto comercial) si no quedas del todo satisfecho. ¿Quién puede hacer eso?
  • Política de fidelización que empieza con el servicio y que continúa una vez has comprado. Acumulas puntos que son canjeables en tu próxima compra.
  • El consumidor realmente manda. Si el producto tiene una puntuación inferior a 3, el producto directamente desaparece. Política de empresa.
  • Servicios complementarios. Taller para algunos deportes. Esquí, bicicleta de montaña…

El resultado, una fórmula infalible.

Me recuerda a Zara en algunas cosas y a Ikea en otras. Siempre vuelves, aunque sea para cotillear las novedades de los diversos deportes que practiques.

Por decir algo, reconozco que me he equivocado un par de veces redactando este artículo al intentar escribir el nombre de esta marca de la que soy un ferviente admirador. Y es que cuando todo es casi perfecto, el nombre no es tan importante. Decathlon. Mal nombre, gran marca. Por cierto, mejorable también su identidad visual.

 

Miguel Yáñez

http://primeroestrategia.com

 

2 Comments
  • Nieves Pombo
    septiembre 5, 2018Responder

    Buen diagnóstico, incluso en el tema del nombre, pero todo es mejorable. En mi opinión Decacthlon podría ampliar mercado manteniendo su venta de productos de invierno y de verano durante todo el año, aunque fuera únicamente online o con un mínimo espacio como exposición. Lo digo porque se puede necesitar ropa de abrigo, por ejemplo, si decides ir de vacaciones estivales al hemisferio sur o, como ha sido el caso de una amiga, a Islandia; por no hablar de los Erasmus que buscan ropa térmica en pleno julio… y si en navidades tienes la suerte de ir al Caribe, pues viceversa. Es una idea.

  • Miguel
    septiembre 6, 2018Responder

    Una idea fantástica. Seguro que si ven estos comentarios lo ponen en marcha. Gracias Nieves.

Leave a Comment