Branding

Branding es creatividad

Branding es pensar fuera de la caja

Lo bonito de la profesión en la que trabajo es el componente siempre subjetivo, la imprecisión del resultado final, la indefinición. Es el rescate de lo diferente, de lo especial, de lo lógico en ocasiones y de lo que está escondido otras.

Porque esto de lo que va es de personas. Y las personas son complejas. Complejas porque tienen mente y corazón. Razón y emoción mezcladas. Y cuando hablo de personas, me refiero no solamente a los clientes, también a los directivos responsables de las marcas.

Lograr que aflore lo que no es evidente, pero es la clave del éxito para una marca, es realmente especial. Descubrir lo que está ahí, pero que nadie había puesto encima de la mesa y saber que eso es precisamente lo que hace que esa marca sea única, es realmente gratificante. Y convencer o alinear a las personas alrededor de ese descubrimiento, de esa idea y conseguir que todos remen en la misma dirección, no tiene precio.

¿Pero cómo se logra eso? me preguntaba un ejecutivo de cuentas con el que tuve la oportunidad de coincidir. Para ello es necesario mucha escucha, mucha observación del comportamiento humano y también mucha intuición. En ocasiones no podemos explicarlo, pero sabemos que va a funcionar. Y es que hacer branding es analizar, investigar, comprender, por supuesto. Pero no olvidemos que, ante todo, branding es creatividad. Porque la creatividad es creación. Creación de una idea que corrige en ocasiones y genera ilusión otras, de un tagline que emociona, de un propósito que da sentido…

Lo bonito de la profesión en la que trabajo es que no es parametrizable. No se puede establecer un algoritmo. No existe una mejor solución. En este mundo en el que todo se cuantifica, se mide, se robotiza, todavía queda margen para la persona, para la magia.

Porque branding es creatividad y ser creativo es pensar diferente. Y lo diferente, cuando mejora lo presente es fantástico. Por eso me gusta tanto lo que hago.

Cada proyecto nuevo es un reto. Y aunque los problemas son similares en todas las marcas y los diagnósticos parecidos, el resultado final siempre es único.

Empieza un nuevo año con más oportunidades que descubrir, más estrategia, más branding, más creatividad.

 

Miguel Yáñez

https://primeroestrategia.com

2 Comments
  • Hugo
    enero 9, 2019Responder

    Efectivamente, branding es creatividad y estrategia, pero sobre todo esencia, identidad, autenticidad. Gracias por el artículo

    • Admin
      enero 9, 2019Responder

      Totalmente. El problema es que normalmente ser auténtico no implica ser diferente. Es la combinación de las dos cosas lo que obra el milagro de la ventaja competitiva, de la oportunidad real para la marca.

Leave a Comment