Blog, Estrategia

¿Cómo ser una marca resiliente y no perder la esencia?

Marcas supervivientes

¿Cómo ser una marca resiliente y no perder la esencia?  Cuando hay crisis, hay que ser resiliente. El término proviene del latín y significa volver atrás, dar un salto o rebotar.

 

Las marcas nacen con un propósito. A partir de ese propósito, se crea la promesa de marca. Los productos podrán cambiar, los servicios podrán ser novedosos, pero el propósito no puede variar. Si cambia, es otra marca.

 

Aquí expongo una serie de claves para ser resilientes y no morir en el intento.

 

1- Aguantar

Si se intuye que es una cuestión de racha, sobrevivirá el que aguante. Muchas veces se trata de reducir los costes al mínimo y esperar que pase el chaparrón.

Con el trabajo desde casa, nos ahorramos el alquiler. Reducir la plantilla a la nueva situación, podrá ser un mal menor. Optimizar los procesos para lograr ciertos ahorros, ayuda. Curvas ABC. Si el 20% de tus productos hacen el  80% de tus ventas, está claro donde se puede ajustar.

Aguanta. Si tú aguantas y el resto no, cuando la tormenta pase, tu situación será privilegiada. Mismos consumidores, menos competidores.

2- Ser realistas 

Ser objetivos y realistas permite adoptar decisiones que muchas veces tendrán que ser radicales. Si llevas 3 años vendiendo un 30% menos, está claro que algo hay que cambiar. Probablemente, mucho.

La resistencia al cambio es uno de los mayores lastres para la supervivencia de la empresa.

Páginas amarillas nace para ayudar a los clientes a encontrar empresas. Tuvo que cambiar todo.  El producto, el modelo de negocio y el nombre. Ahora se llama bee digital y ofrece soluciones digitales para PYMES. La esencia es la misma, se ayuda a las empresas a generar más clientes. Esa era y es la idea base. El directorio sigue existiendo, pero dentro de esa nueva agencia digital, animan a los clientes analógicos a dejar el papel y pasarse al mundo on-line.

 

La transformación, normalmente es la mejor apuesta. Muchas veces es la única salida.

 

3- Ser flexibles

Introducir nuevas maneras de trabajar; trabajar en remoto desde tu casa es una manera de ser flexible. Cambiar tus productos y servicios y adaptarlos a la nueva realidad, es otra. Adaptarse a los nuevos tiempos.

Xerox cambio hacia las soluciones de gestión de documentos para el sector público. https://www.xerox.es.

Su tradicional negocio de la impresión ya solo representa el 35% de la facturación.

Ante el hundimiento del mercado de los comics, Marvel reaccionó gracias a la explotación de los derechos sobre los superhéroes que habían creado. Los personajes pasaron del papel a la pantalla con el éxito conocido.

4- Anticiparse

Amazon sólo vendía libros. Pero lo hacía a través de internet. Su promesa era la sustitución del mundo físico por el mundo on-line. Por tanto, había permiso para crecer hacia otros ámbitos. Pero hay que ser valientes para dar el salto. Hoy todos sabemos lo que es Amazon. ¿Cómo ser una marca resiliente y no perder la esencia? Extendiendo desde la esencia.

5- Ser imaginativos

Nintendo, sin abandonar la idea del juego y viendo que la lucha por las consolas era complicada, lanza Pokemon Go. Geolocalización, realidad aumentada, gamificación se unen para crear el juego más popular de la historia. Capaz de generar 10 millones de ingresos diarios, 2019 fue su mejor año.

6- Fusionarse

También se puede ser imaginativo si cambiamos nuestra visión. Uniendo fuerzas se, se es más fuerte. CaixaBank y Bankia se juntan para ser más competitivos en un mercado que exige dimensión. La propuesta de valor no cambia.

Un competidor puede ser nuestro gran aliado.

 

7- Volver a los orígenes.

Ser fieles a la esencia. Eliminar lo superfluo, lo innecesario y/o lo que dispersa. Esas líneas de negocio que no responden 100% a nuestro adn.

Cuando Apple recupero a Steve Jobs, volvió a los orígenes. La renovada confianza en la persona, también implicaba una recuperación de la filosofía. Apuesta por un buen producto, diferente y con un diseño muy especial. El Imac, con su entonces novedosos lectores de CDROM y puertos USB y su atractivo diseño, dio comienzo a esa recuperación. Luego llegarían el resto de los ies (Itunes, Ipod, Iphone, Ipad…)

8- Simplificar.

Hacer las cosas más sencillas, más lógicas, más coherentes. Menos es más.

9- Ser valientes

Net flix que alquilaba DVDs on-line apostó por el streaming y por la generación de contenido propio. Hoy se llama Netflix.

Los bares están llenos de servilletas con buenas ideas.

¿cómo ser una marca resiliente y no morir en el intento? Observación, cambio, innovación, transformación, pero nunca perder la esencia.

 

Miguel Yáñez

Director general Primero Estrategia

 

Leave a Comment