Destino turístico, Estrategia, In&out

Las marcas y el buen nombre

La importancia de un buen nombreEn estos días y a través de diferentes vivencias y noticias, he podido enlazar cuestiones que tienen que ver con los nombres. Mejor dicho, con la importancia de los nombres.

Este Septiembre tuve la oportunidad de visitar Costa da Morte, en Galicia. Dice mi arquetipo que tengo un elevado componente de explorador. Por tanto, supongo que he de reconocer que a la hora de tomar una decisión respecto a la siempre complicada tarea de elegir destino vacacional, me sentí atraído por un nombre que evocaba acantilados, tormentas, lugares inaccesibles, historias de naufragios y aventura etc. La realidad es que hay acantilados más altos y también más abruptos en la propia Galicia. También lugares donde la inaccesibilidad es mayor y por tanto también la posibilidad de “aventura”. Sea como fuere, el nombre, entre otras cosas, consiguió llamar mi atención y que pasase una semana larga allí.

Más recientemente, aparecía ante nuestras pantallas el atrevimiento de un hombre del tiempo a la hora de pronunciar, en directo y sin aparente fallo, lo que para el resto de mortales es tarea imposible. Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch es el nombre de un pueblo de Gales.

Los turistas, atraídos por la curiosidad, más del nombre y la posibilidad de fotografiarse junto al cartel que está en la estación de tren, que por la belleza del lugar en sí, llegan más que antes. Objetivo cumplido a nivel de potenciar el destino turístico.

 

Llanfair

En realidad el topónimo más largo es el de una colina de Nueva Zelanda. Taumatawhakatangihangakoauauotamateaturipukakapikimaungahoronukupokaiwhenuakitanatahu. El significado de ambos es lo de menos para la cuestión que nos ocupa, pero si os interesa, podéis búscalo en internet.

Volviendo a España y a nivel político, vemos como el nombre, es decir una parte fundamental de la marca, es objeto de reflexión y estrategia para conseguir votos, vamos, para conseguir poder. Mientras a Izquierda Unida su nombre no le ayuda en estos momentos y es por ello que plantea presentarse desde una marca que ellos consideran más movilizadora como Ahora en Común, a Pablo Iglesias le cuesta renunciar a la marca Podemos para unirse a una plataforma de unidad popular.

Y es que efectivamente, el nombre es muy importante. Añadiría que uno puede equivocarse en muchas cosas (producto, identidad visual, precio, servicio, canal, etc.). Todo ello tiene solución. Puedes cambiar, rectificar o ajustar todo lo anterior, pero con el nombre … El nombre merece una gran reflexión. Es siempre más definitivo.

Porque un nombre es un contenedor de significados, un evocador de promesas, un proyector de ilusiones, un generador de asociaciones… Tenemos siempre que intentar encontrar el buen nombre.

Y tú, ¿cómo te llamas?

Miguel Yáñez

http://www.primeroestrategia.com

 

Leave a Comment