Branding, Estrategia, General, Gestión de marca

Branding y liderazgo

Branding y liderazgo van juntos. Porque Hacer branding es hacerse las grandes preguntas sobre la empresa u organización que se está analizando. ¿Qué soy? ¿Qué me importa? ¿Para qué estoy aquí? ¿Qué ofrezco de diferente?

Por tanto, es obvio que el líder de la organización, mejor dicho, los líderes de la organización, deben formar parte de esa reflexión.

Esta supuesta obviedad, en muchos casos, no es tan evidente para muchos. Se sigue considerando el branding como algo vinculado al marketing o a la comunicación y a los responsables de esta disciplina.  O incluso desde una visión mas estrecha, como simplemente un ejercicio de creación de un logotipo. Por tanto, para gestionar por parte del responsable de identidad visual.

 

Hacer branding es hacer estrategia competitiva.

 

Los líderes que triunfan logran seducir a su grupo, a su comunidad. Tienen, igual que las marcas, audiencias que siguen sus consignas, que creen en ellos. Por eso, no debería ser tan complicado convencerles de que su marca es a los clientes lo que ellos son a sus trabajadores, talento, empleados o como se prefiera entender. En definitiva un referente creíble, una promesa ilusionante.

 

La marca es a los clientes lo que el líder es a los trabajadores

 

Si las respuestas a las grandes preguntas a las que hacíamos referencia al inicio del artículo no están claras, Houston, tenemos un problema. No pasa nada, hay que hacer un ejercicio de reflexión conjunta con especialistas.

 

Conjunta sí, pero el proyecto debe liderarse desde arriba. Desde los más alto. Me gusta ser inclusivo cuando me refiero al término liderazgo, pero con independencia de qué estilo de dirección se imponga, siempre hay alguien que manda. O bien desde la autoridad intelectual, carismática o de posición, siempre hay alguien que está arriba. Y ese alguien tiene que abrazar el branding.

 

Porque hacer branding es marcar el rumbo

 

No puede ser que el ejercicio de branding se haga de abajo a arriba.

No puede ser que muchas marcas todavía se esfuercen en explicar el qué se hace y no el para qué lo hacen.

No puede ser que muchas marcas no comuniquen a sus empleados, o incluso voy más lejos, hagan partícipes a éstos de la reflexión sobre los valores.  En definitiva, sobre lo que es importante para la marca.

La marca es la luz que debe guiar al líder. Es por ello que el primer y probablemente el principal ejercicio de reflexión de un líder, debe ser sobre la marca. El primer ejercicio del máximo responsable, es un ejercicio de marca.

En definitiva, toda esta reflexión es para acabar concluyendo que el líder debe abrazar el branding.

 

Branding y liderazgo , juntos y de la mano.

Miguel Yáñez

Director general Primero Estrategia

 

Leave a Comment