Blog, Branding, Estrategia, General, marketing

¿Producto o publicidad?

Producto y publicidad, las claves del éxito

¿Producto o publicidad? ¿Invierto más en lo primero o en lo segundo? ¿Innovación o comunicación?

Antes, cuando tenías un buen producto, el boca-oreja hacía el resto. Los competidores eran menos y, si tenías la suerte de disponer de dinero y el convencimiento o sabiduría para invertirlo en televisión bajo el convencimiento de que no era un gasto, conquistabas la categoría.

Ahora ya no necesitas tanta inversión, internet nos ofrece muchas posibilidades. Y si eres capaz de seducir en ese medio, tus clientes serán tus vendedores. ¿Es un chollo verdad? ¿Dónde está el problema? El problema ahora es que hay 120 como tú, ofreciendo algo similar y al mismo tiempo.

Grandes reglas para alcanzar el éxito.

  • Autenticidad y propósito. ¿Tu proyecto nace para ganar dinero, para mejorar algo que ya existía o para crear algo nuevo o solucionar una necesidad nueva de la gente? Es evidente que las últimas alternativas son la que tiene mayor oportunidad.

 

  • Esfuérzate por hacer un buen producto o servicio. La pasión es la gasolina, pero necesitas más cosas.

 

  • Ofrece algo verdaderamente diferente y relevante. Que importe, de verdad a una tribu o segmento.

 

  • Lo normal, salvo que abras categoría, es que tengas que sacrificar. Que todo esté enfocado para los mayores o para los jóvenes. Para ellos o para ellas. Para los que quieren un servicio premium o para los que quieren un servicio básico o… No es importante si ese grupo es pequeño o grande. Lo fundamental es que a ellos sí les importe lo que ofreces.

 

  • Ante tanta oferta y tanto estímulo, la sencillez es un valor en alza. Mensaje sencillo, claro de un producto o servicio enfocado.

 

  • Social media. Internet es la herramienta, pero no olvides que esto no va de tecnología, va de psicología y de sociología. Va de seducir.

 

  • Y como va de seducir, tendrás que vestirte bien para la ocasión.

 

En la fiesta de la conquista, hay muchos pretendientes. Invierte en diseño.

 

  • Innova rápido. No te duermas en los laureles. Seguro que hay alguien observándote para proponer algo mejorado respecto a lo que tienes. Adelántate tú. Se tu propio competidor.

 

  • Y si tienes dudas de por donde ir, Recuerda siempre tus valores, el para qué naciste. Se fiel a tu esencia.

 

 

¿Producto o publicidad? ¿Invierto más en lo primero o en lo segundo? Es evidente, en los dos.

 

Si el producto o servicio no se vende sin publicidad, será complicado que se venda con publicidad.

 

Pero no pienses ni por un instante que solamente con un buen producto vas a triunfar. La gente tiene que saber que existes. De otra manera, será difícil que te recomienden.

 

Cierto, la publicidad masiva ya no funciona en la red, tiene que ser publicidad dirigida. ¿A quién? A la tribu a la que le interesa lo que digas o lo que ofrezcas.

 

Hoy, igual que antes, la publicidad no es un gasto, es una inversión.

 

Y cuando uno contempla lo que era el marketing antes y lo que es ahora, uno se da cuenta que sigue siendo lo mismo. Diferente escenario, diferentes herramientas, diferente alcance, mismo propósito: ganar la batalla en la mente del consumidor.

 

 

Miguel Yáñez

Director general Primero Estrategia

Leave a Comment